Gracias por tu visita

Presagio

Cómo lo sentiste? 

El pasado fue una introducción, 
el presente es sólo el comienzo, 
donde habitan las sonrisas que nacen cada vez que mi voz te nombra. 
Y aunque camine por la calle sonriendo como una loca 
se que ahí es donde te encuentro,en la alegría de mis pensamientos.
Y si mi cuerpo camina a tu cita, las piernas pisan seguras cada andar
porque saben que el bienestar de sus células reviven al verte.
Esperarte cinco minutos más hacen crecer mis ansias de tenerte, 
pero al verte el tiempo se pierde en un reloj inexistente para nuestras charlas.
No importa la estación donde el amor se detenga,
ya sea el frio invierno, el otoño o la primavera
nace el verano en las fogosas manos que insaciables recorren cada linea
entrelazando entre los dedos las fuerzas de las ganas 
transportadas a la mirada que me lleva a tu boca,
y en ese beso describo mil palabras
que ni en un discurso de silencios te podrían regalar.
Aprendo a sentir dia a dia, aprendo a escuchar los cuerpos, 
a llenarme de ti, aún cuando tímidamente tu confianza sale a jugar.
En ti veo el rojo que me incita, me motiva a seguir deleitando todos los colores
potenciando los sentidos y deseos.
Parecen curiosas las mil escusas siempre vigentes, los miedos insensibles que permanecen continuamente pero no mas fuertes que el amor, ganador de la batalla diaria.
Contar nuestra historia no es lo ideal , porque nadie lograria entender lo que llevamos por dentro.
Pero, Que importa el resto¡¡¡ 
Si en una cápsula hay que permanecer para cuidar al amor,estoy dispuesta a este reto.

Es esta vida, 
pretendo amarte
no son casualidades tantas anécdotas vividas, tantas resistencias, caidas y glorias, 
ni lo mejor de lo mejor. 

Nací para amarte, y si con mi voz, mi cuerpo, mis palabras , miradas, y corazón son el medio para llegar a ti, estoy dispuesta que sean tan firmes como la sangre que recorre por mi ser. 
No quiero desperdiciar ni un dia más sin que sepas que estoy aquí.
Mi locura parece estable, y mi razón esta contigo, 
mi esperanza se hizo un dios junto a la perseverancia
y cualquier otro don son obsequios de mi personalidad como una llave a tu cerradura.

                                 Flavia