Gracias por tu visita

MI BONITO COLIBRÍ

Cómo lo sentiste? 
Puedo escuchar tu voz
palpitando en las palabras de mi corazón.
Allí es donde te encuentro
volando como un sueño en cada ocasión.

Cantando sobre las flores te apareces colibrí
armonizando los colores de la música al bailar.
me hace sonreír volver a verte, volver a escucharte,
me sigues dando amor  con tan sólo recordarte.

Esos recuerdos los encuentro en tus abrazos
en tus sabias palabras y compresión,
en las largas conversaciones tomando el té de las tardes
acariciando mi espalda con la calidez de tus manos.

Madre Mía, guerrera de fuerza intachable
te abriste camino al cielo cómo un ángel.
Rompiendo barreras, mostrando milagros
enseñando a honrar la vida entre  tus miedos y verdades.

Sembraste valores en la familia imborrables
amor maternal, amor incondicional,
amaré la vida a través de la luz de tu alma
 hasta algún día mi bonita Mamá.

                                                    Para vos amiga de mi corazón.