Gracias por tu visita

El vacío del colchón

Cómo lo sentiste? 
No me conformo con no verte nunca más
me gasto las noches pensando en tus ojos
recostada frente al vacío de la cama
anudando los hilos de tu lado del colchón.

No comprendo como tanto amor
pudo terminar en un espacio de silencio
una guerra de lo cierto y lo incierto
pasando eternas pruebas de dolor.

Se muy bien que no habrán mas noches
abrazando el calor de un día con vos
ni dispuesta la luna a bailar la canción
de amantes danzando en la piel del amor.










Por volverte a ver

Cómo lo sentiste? 
Desde el momento en que te vi
sentí conocerte de mucho antes
te convertiste en mi persona favorita.
de locura similar y diferente  pensar.

Vos siempre joven, yo siempre seria
en mi alrededor dando vueltas y vueltas
estacionaste explorando mi corazón
hasta conquistarme de pies a cabeza.

Ayer era el tiempo de nuestras vidas unidas
tiemblo de solo estar y mirar de atrás lo que no fue
 y no será.
El hoy bañado de tu ausencia,
sin sentido y sin certezas de un día a otro día.

Tenia la  loca esperanza
de al menos verte a la cara diciendo adiós
caer en el presente incierto de la realidad
abandonando las charlas de nuestros utópicos sueños.

Comencé un viaje con un rumbo desconocido
y en mi mochila la compañía de tu desamor
tus eternos silencios flotando en el viento
Derrumbados por el frío de tu actitud.

Sin embargo.....
Decidí guardar en mi todo lo que fuimos
abandonando en algún rincón los malos recuerdos
y mientras tu sigas huyendo
escribiré cientos de canciones
valorando nuestros mejores momentos
 sin importar el final
DESEO ENCONTRARTE HOY EN MIS SUEÑOS.





Irónico amor

Cómo lo sentiste? 
Flores marchitas
nada por reparar
sin flores que cuidar 
me dejaste a la deriva.

¿En qué estaba pensando?
¿Encontrar alguna razón?
ya no sé que decir
aún puedo sentir tu falso rencor.

Cuando siento y veo
las salidas desaparecer
te reencuentro en mi pecho
con mil emociones por recorrer.

Y solo quiero caminar 
con mi pecho lleno de amor
decirte que no hay nada que no haría
te regalaría mil y mas de mis alegrías.

Empezaría una y otra vez
entre tus sumas y restas
hasta que tus confusas razones
dejen que sientas de nuevo mi amor.