Gracias por tu visita

Ángel y Demonio

Cómo lo sentiste? 


Espere que encandilaras tus ojos
y comenzaras a despertar con luz clara
el encanto que pesa como respuesta
de la mansa paciencia que me habita.

Me sorprende la compenetración de nuestra piel,
la fogosa elegancia en que se conservan
sin condiciones,ni entendimientos
que sólo escuchan al cuerpo que habla.

Toma el anzuelo del deseo,
 recorre cada centímetro a tus tiempos
que el poder del tacto nunca sea suficiente
hazme ser el gusto que mas deleites en tus labios.

Quiero que en mi dejes por los rincones
 las mejores improvisaciones naturales que salgan de ti.
Quiero desear lo que puedes hacer 
mientras desvistes al cielo sobre mi
 y al caminar descalza sobre la piel
te detengas  intencionalmente en cada curva
retorciendo a las ganas y al placer.
Quiero te emborraches de este vino
apagando la insaciable sed
que cómplice del tiempo no deja de crecer y crecer.

                                                                                        Flavia.