Gracias por tu visita

La plaza

Cómo lo sentiste? 

Aquel banco que elegimos
lleva tu nombre y el mio, 
ahi donde el sol se fijo en tus ojos
y me entregaste la mirada mas dulce que me trasformo.

Los ojos dieron el primer paso
cuando los labios solo lo hacian esquivo,
escuchaba tu voz quebrada entre  charlas
y una mochila de culpa atrapada.

La paciencia parecía agotarse 
y mi dulzura casi la abandonaba, 
deseaba el amor  en acción
dando fin a la vueltas y rechazos.

Encendi un cigarro y suspire, 
deje en el viento ese miedo que me habitaba,
sólo era  tiempo para saber 
si correspondía el amor que merecía. 

                       Flavia Barrera