Gracias por tu visita

Sé lo que debas ser.Sólo déjate llevar.

Cómo lo sentiste? 
Sé lo que debas ser
sólo déjate llevar
Subite a la ilusión de sentir cerca la libertad del placer,aunque los zumbidos en tu mente reflejen la realidad de lo prohibido. Presiento una explosión corporal de sentimientos guardados en una caja de cristal , que esperan ser bendecidos por las caricias mas profundas en la noche mas oscura.”
Esto fue lo que pensó él aquella noche...

Recorrián un largo camino por la ruta, horas y horas de viaje, ella era una simple pasajera que iba en busca de nuevos caminos, él un viajero constante. Se conocían pero de manera lejana, y  en los pocos momentos que interactuaban siempre con una barrera de respeto. La confianza a la hora de hablar era rígida, rondaba en aquel auto aires de silencios, no sabian de que charlar.
Pasaba el tiempo y de poco las palabras solo fluian, y en un momento él con las manos en el volante, con la mirada vacilando hacia su costado, suspiró y dijo: ¿Me das un beso? .Esas palabras pesaban como una grúa sobre el hombro de aquella jóven, sintió un balde de agua fria que recorria desde la cabeza, bajando lentamente por todo el interior de su cuerpo hasta los pies, agua fria combinada con escalofrios. En fracciones de segundos pasaron por su mente miles y miles de preguntas,¿cómo? ¿qué dijiste? ¿para qué?,¿por qué? entre otras, pero al final la que más se lució entre todas fue: ¿por qué no?.No tardó demasiado en pensarlo, solo lo hizo. Se acercó, y le dió un beso, sintió una sensación extraña, nunca pero nunca se le cruzo por  la cabeza ni el corazón poder estar con aquel hombre, siempre mirandolo  desde otra perspectiva, desde otro lugar, ni siquiera prohibido, porque nunca fue ni pensado, ni deseado, pero ese beso,ese beso fue un quiebre, un comienzo de una nueva experiencia indefinida, indescriptible, inimaginable.
 Salteando detalles de aquellas largas horas  de viaje entre silencios, música de fondo, cortas o largas palabras, me dentengo a contarles cual fue el segundo gran paso.
 Hacía muchisimo calor,era pasado el mediodía, el camino era desertico, sin paisajes, clima seco y muy muy caluroso. A la distancia el coductor logró ver un cartel que decia "Hotel", la miró y  le propuso parar a bañarse y descansar. Ella  con un gesto en su rostro  y levantando los hombros,como diciendo  me dá igual, dijo :Bueno.
Estacionaron el vehiculo y se bajaron. Vaya sorpresa, ese lugar no era un hotel para turistas, era un Telo para ser mas exacto.Él parecia tan tranquilo al entrar a la habitación y ella con timides y diciendose ¿en que me estoy metiendo?¡. Al entrar ella dijo: me voy a bañar primero¡.Si bien estaban en un ambiente demasiado obvio,no pensó que realmente  que podía pasar algo mas. Mientras se duchaba, sintió el ruido de la puerta abriendose en aquel baño. Era él completamente desnudo, se acercó la miro a los ojos y con sus manos comenzó a acariciarla lentamente, como buscando mas aceptación de la que ya habia, ella estaba dispuesta a dejarse llevar por  la experiencia dejando de lado los perjuicios internos en ese momento, entoncés respondió a sus caricias, e inmediatamente se besarón pero esta vez de manera desenfrenada, como si se desearan de toda la vida, como si se conocieran de siempre. Entre esos besos intensos, y la exitación que crecia segundo a segundo, el  la tomó entre sus brazos y la levantó con las piernas , apoyandola sobre la pared,mientras el agua caia sobre ellos...............
 Continuó